martes, 6 de octubre de 2009

30 de Septiembre

El 30 de Septiembre de 2007 fue el peor día de mi vida. Fue muy malo, porque incluso me tomé la molestia de acordarme de la fecha. Los motivos no vienen al caso, pero cada día de esos en los que pensás '¿por que carajo me levanté?' me hacen acordar a ese, es una relación automática. Y ahora hubo muchos días de esos seguidos por lo que la fecha está presente. Debe llegar un momento de la vida, o del mes, o del año, en el que uno se da cuenta de absolutamente todo lo que ve que está mal y se relaciona con él y se da cuenta lo poco que puede hacer por modificarlo. O lo mucho que podría hacer pero no hace porque no tiene ganas, no tiene tiempo (mentira, el tiempo te lo haces) o no se anima. Sobre todo, que no se atreve. Bueno, esto podría ser un gran delirio, pero es lo que me pasa. Lo que veía que le pasaba al resto y pensé que nunca iba a pasarme. Pero bueno, como siempre, es cuestión de ver como sigue todo. Y de acordarme de que, en realidad, no tengo motivo alguno de queja.

1 comentario: